Módulo 3.3. Cómo decidir qué herramientas apoyar y no apoyar

Aterrizando el contenido
Manos a la obra
Evaluación

Aterrizando el contenido

En un mundo cada vez más dinámico, la ventaja empresarial fundamental es la agilidad organizacional: la capacidad de los individuos, equipos y organizaciones para mantener la alineación mientras se transforman continuamente para enfrentar los desafíos en evolución.

(Stewart Butterfield, CEO y cofundador de Slack, traducido del inglés).

A medida que las instituciones de educación superior se replanteen la forma en que trabajan, sus actores interesados (investigadores, personal docente y estudiantes, en primer lugar) y su masa laboral, habrá un mejor enfoque sobre cómo asegurar que todos ellos estén comprometidos, incluidos y alineados con las nuevas formas de trabajo. Cuando las instituciones se organizaron en torno a períodos fijos diarios en aulas físicas, era probable que los docentes y los estudiantes se centraran, principalmente, en el estudio en el aula. Los docentes siempre han dado lo mejor en su trabajo. Lo contrario era igualmente cierto: si la escuela o universidad no apoyaba una tecnología en particular, los maestros y docentes, comprensiblemente, no querían usarla. Incluso si la tecnología estaba disponible, como un sistema de gestión de aprendizaje o una instalación de producción de vídeo, si un docente no estaba capacitado o animado a utilizarla, entonces se utilizaba poco o no se utilizaba en absoluto.

Tradicionalmente, el apoyo académico comprende una amplia escala de estrategias y modalidades: 

  • Basado en el aula: la evaluación continua del rendimiento de los estudiantes y las necesidades de aprendizaje y, posteriormente, la adaptación de cómo los docentes enseñan para mejorar el aprendizaje de los estudiantes.
  • En toda la institución: laboratorios de aprendizaje u otros programas e instalaciones de apoyo a las necesidades individuales, practicar habilidades o aprender conceptos complejos. El apoyo académico se basa en las necesidades de aprendizaje identificadas, y las IES proporcionan instrucción, práctica y orientación suplementarias a los estudiantes que tienen necesidades especiales (discapacidades de aprendizaje, discapacidades físicas o discapacidades de desarrollo; estudiantes inmigrantes con habilidades lingüísticas limitadas, necesidades financieras o emocionales y psicosociales, etc.). El aumento de la atención para el bienestar de los estudiantes y el personal (académico y no académico) es una tendencia notable. 
  • El apoyo académico puede incluir apoyo basado en relaciones para fomentar una mejor comprensión mutua, comunicación y colaboración entre estudiantes y personal académico. Además, puede incluir apoyo opcional basado en habilidades, lenguaje, matemáticas o clases de alfabetización digital, por ejemplo. 
  • Los servicios no educativos apoyan los procesos o sistemas educativos: programas de formación en prácticas, enseñanza de lenguas extranjeras; capacitación para el desarrollo profesional (proporcionada directamente a individuos o a través de empleadores); tutoría de preparación de exámenes; servicios de apoyo educativo (consultores educativos, asesoramiento de orientación educativa, servicios de pruebas educativas, programas de intercambio de estudiantes, etc.). 
  • Fuera del campus: programas antes o después de clase, grupos comunitarios y programas de aprendizaje por voluntarios, que brindan a los estudiantes tutoría o mentorización, o que ayudan a los estudiantes a prepararse para las clases o adquirir habilidades de estudio, por ejemplo.
  • Fuera del trimestre: escuela de verano o programas puente para ayudar a los estudiantes a ponerse al día o prepararse para el próximo grado.
  • Basado en la tecnología: las IES utilizan cada vez más aplicaciones de aprendizaje digital y en línea, como VLE, PLE, MOOC, AR / VR, aulas virtuales, captura de conferencias, simulaciones visuales o aprendizaje basado en juegos, para ayudar a los estudiantes a comprender conceptos difíciles. Los docentes y administradores utilizan programas de aprendizaje y gestión del aprendizaje que les permiten archivar los materiales del curso, así como administrar y comunicarse con los estudiantes en línea.

De ” Student Support Services Handbook, Victoria State Government “.

Ningún elemento de la lista anterior es más importante que el resto: el equilibrio entre ellos y la responsabilidad de su implantación dentro de cada institución puede variar. En términos generales, mientras que los estudiantes tienen la responsabilidad de solicitar cualquier servicio de apoyo que necesiten, los administradores, docentes, consejeros y otros miembros del personal asumen la responsabilidad de proporcionar el apoyo académico que los estudiantes necesitan para tener éxito, independientemente de si los estudiantes lo solicitan o no.

Los servicios tradicionales de apoyo estudiantil están bien establecidos hoy en día. El principal desafío de gestión actual es cómo abordar el apoyo institucional para la evolución tecnológica en la enseñanza, el aprendizaje y el trabajo en las IES. Progresivamente, las instituciones de educación superior han introducido medios audiovisuales y TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) para la enseñanza y el aprendizaje a gran escala: la enseñanza y el aprendizaje ya no ocurren exclusivamente en aulas y laboratorios sino, de forma creciente, dentro de un entorno de aprendizaje virtual e incluso, a veces, personal. Las IES reconocen la necesidad de prestar apoyo profesional a profesores y estudiantes, pero también reconocen que proporcionar dicho apoyo puede ser exigente y una tarea casi imposible debido a la rápida evolución tecnológica y las crecientes demandas de personal de apoyo experto. (Opcional: en caso de que estés particularmente interesado en conocer cómo la IA puede exigir nuevas habilidades del personal académico y una nueva capacidad profesional del personal técnico en una organización de aprendizaje, puedes leer Artificial Intelligence for Learning: How to use AI to Support Employee Development, de Donald Clark). La gama y diversidad de herramientas y servicios utilizados en las IES es casi infinita: echa un vistazo a Jane Hart’s Top Tools for Learning 2021 para hacerte una idea de lo que los docentes y estudiantes están utilizando hoy en día. 

Las IES están respondiendo de muchas maneras a los desafíos planteados por la evolución tecnológica. Las IES proporcionan diseñadores instruccionales, diseñadores de medios y personal de soporte de TI para apoyar la enseñanza y el aprendizaje. Algunas instituciones también proporcionan financiación para el desarrollo de proyectos de innovación docente. Una implicación importante del uso de la tecnología es la necesidad de reorganizar y reestructurar los servicios de enseñanza y apoyo tecnológico para explotar y utilizar la tecnología de manera eficiente. Con demasiada frecuencia, la tecnología simplemente se añade a una estructura y una forma de hacer las cosas ya existentes. La reorganización y reestructuración es disruptiva y costosa a corto plazo, pero, generalmente, es esencial para la implantación exitosa de la enseñanza basada en la tecnología (ver Bates y Sangrà, 2011).

Dada la inercia de las IES y la abundancia de nuevas tecnologías que se pueden utilizar en la enseñanza y el aprendizaje, cada vez es más difícil seleccionar las tecnologías que pueden introducirse con un cambio organizativo mínimo al mismo tiempo que generan un impacto máximo en el aprendizaje. Esto puede producir desafíos organizativos difíciles y pueden ser la causa de la implantación tardía o lenta de nuevas tecnologías. Además, la pandemia del COVID-19 ha interrumpido los sistemas educativos y ha demostrado la necesidad de proporcionar sistemas de apoyo a la enseñanza y el aprendizaje que se implanten rápidamente, sean escalables, rentables para todas las partes e, idealmente, respondan a las necesidades y estilos de aprendizaje individuales de los estudiantes, apoyen a los estudiantes remotos y aislados y mitiguen los desafíos causados por las interrupciones en el proceso de aprendizaje y trabajo:  lee esta entrada del blog sobre cómo afecta la pandemia a nuestra forma de trabajar en general. Echa un vistazo a cómo la Universidad de Toronto utiliza su Caja de Herramientas Académicas para agregar nuevas capacidades al sistema, incluido el acceso al contenido externo del curso, las capacidades adicionales de calificación o asignación, o las nuevas formas de interactuar con y entre los estudiantes.

Opcional: si estás interesado en este tema, accede a esta presentación de Michel Beerens (NewMediaCentre, Universidad Tecnológica de Delft, Países Bajos) desde el minuto 31 al 51. Michel Beerens habla sobre los desafíos institucionales para mantener el soporte tecnológico. 

Además, existe un debate sobre las funciones de los servicios de apoyo que tienen, como una de sus funciones principales, la de apoyar prácticas de enseñanza y aprendizaje más innovadoras respaldadas por la tecnología. Estos servicios, a menudo, combinan el apoyo técnico y la innovación pedagógica. Algunos tienen un perfil más alto de servicio técnico, pero con actividades significativas que apoyan la innovación pedagógica; otros, provienen de la investigación pedagógica pero también ofrecen servicios de apoyo técnico. Estos departamentos tienen nombres como tecnología educativa, centros de aprendizaje, servicios audiovisuales, centros de innovación y centros de enseñanza y aprendizaje. Lee esta entrada del blog de Alexandra Mihai sobre el apoyo a la enseñanza y el aprendizaje, donde examina el papel cambiante de este tipo de centros. Lee también este artículo de Laura Czerniewicz titulado Changing Centres for Teaching and Learning: an analytical review. Esta revisión analítica reflexiona sobre las formas en que se formulan los centros de enseñanza y aprendizaje en las universidades y cómo podrían cambiar para responder mejor y abordar las necesidades cambiantes de los estudiantes, académicos e instituciones en una era posterior a la pandemia.

Manos a la obra

Trata de responder a las siguientes preguntas:

¿Tiene tu institución las herramientas y la documentación para ayudar a capacitar a todo el personal y los estudiantes para que utilicen las herramientas necesarias, recomendadas y / o requeridas por la IES? ¿Puedes crear un mapa mental, un organigrama o un diagrama de bloques que recoja cuáles son los servicios de soporte de tu institución? ¿Ya existe uno? ¿Se mantiene actualizado?

¿Puedes describir claramente dónde se encuentra la responsabilidad del servicio de apoyo de tu institución y cómo los diferentes niveles de apoyo (centralizado, docente, personal) están trabajando juntos para brindar el apoyo adecuado en el lugar y momento correctos?

¿Tu institución está escuchando las necesidades del personal y los estudiantes y dándoles la flexibilidad que exigen? ¿Qué canales/métodos existen? ¿Cómo se monitorean y cómo justifica tu institución su seguimiento e impacto?

¿Tiene tu institución un sistema transparente mediante el cual el personal y los estudiantes puedan solicitar y justificar la necesidad de servicios y apoyo adicionales?

¿Cómo se organiza la formación para usar los servicios existentes y nuevos en tu institución? ¿Se reconoce de alguna manera al personal docente (y de otro tipo) cuando ha alcanzado un cierto nivel de competencia en una herramienta o servicio específico?

Usa las mejores herramientas para el aprendizaje 2021 de Jane Hart y pregunta a tus colegas, docentes y estudiantes en tu IES si usan alguna herramienta o servicio de esta lista para trabajar, enseñar y aprender, y si todas las herramientas que usan están incluidas en la lista. Después, dirígete a sus servicios de apoyo (servicios de apoyo al estudiante, servicios de TIC, servicios AV y de medios, servicios de diseño de aprendizaje…) y pregúntales qué servicios y herramientas de la lista apoyan, y en qué medida. 

Escribe y comparte una publicación en el blog sobre tus hallazgos. 

Evaluación

Referencias

En este vídeo, varios proveedores de servicios de educación superior comparten sus experiencias de apoyo al personal académico durante la crisis y aceptar lo que para muchos es un nuevo rol: https://vimeo.com/547666751

Un ejemplo sobre cómo un producto comercial apoya las buenas prácticas en digitalización: https://miro.com/blog/hybrid-collaboration-field-guide/

https://act.utoronto.ca/toolbox/newtools/how-it-works/ Esta página ayuda a los académicos de la Universidad de Toronto a recomendar nuevas herramientas de soporte en su plataforma de aprendizaje electrónico Quercus. Es un buen ejemplo de un LMS utilizado como plataforma. Puedes ver las ideas que se han enviado para agregar nuevas herramientas, así como las enumeradas como proyectos y la lista de herramientas admitidas actualmente.

https://hbr.org/2021/07/your-company-needs-a-digital-nomad-policy: ¿Cómo lograremos ayudar a las personas que no pueden ingresar a la escuela u oficina? Sería miope fingir que estos problemas desaparecerán con el fin del COVID-19. Estos problemas apenas están comenzando.

https://bionicteaching.com/more-looking-at-a-domain-of-ones-own-cpanel/:¿Qué aplicaciones son esenciales para apoyar el propio aprendizaje? ¿Cuáles son agradables de tener y cuáles son distracciones? ¿Qué características los unen y qué características realmente se destacan?

https://www.educause.edu/research-and-publications/books/educating-net-generation/support-services-net-generation: Lee cómo los cambios ambientales han hecho que la academia examine sus políticas, prácticas y, lo que es más importante, la aplicación de sistemas de información para crear operaciones más eficientes y servicios estudiantiles más efectivos.

https://www.educause.edu/ecar/research-publications/ecar-study-of-community-college-faculty-and-information-technology/2020/technology-support-services-can-benefit-faculty-and-students: Los líderes institucionales deben aumentar la conciencia sobre la capacitación disponible y apoyar estos servicios. Aumentar la participación y la satisfacción con estos servicios permitirá a los profesores interactuar con los estudiantes que necesitan mayor apoyo para alcanzar sus objetivos educativos. 

Mackenzie, W. (2002) Multiple Intelligences and Instructional Technology: A Manual for Every Mind. Eugene, Oregón: ISTE. 

Teaching in a Digital Age, Guidelines for designing teaching and learning, A.W. (Tony) Bates, Tony Bates Associates Ltd, Vancouver BC (2015).

Los profesionales del aprendizaje (y en áreas relacionadas) están invitados a nominar sus 10 mejores herramientas (digitales) para el aprendizaje, usando sus contribuciones para generar la lista anual: https://www.toptools4learning.com/

Managing Technology in Higher Education: Strategies for Transforming Teaching and Learning, A.W. (Tony) Bates y A. Sangrà (Jossey-Bass) 2015

Fuentes de imágenes

Student Support Services Handbook, Victoria State Government.